Contracción Involuntaria de los Ojos

Contracción Involuntaria de los Ojos

¿Qué es la Contracción Involuntaria de los Ojos?

La "contracción involuntaria de los ojos" se refiere a contracciones musculares en el párpado de uno o ambos ojos. Es más común tener estas contracciones en el párpado inferior de un solo ojo, pero a veces las contracciones pueden ocurrir tanto en el párpado inferior como en el superior o en ambos ojos.

¿Cuánto Duran las Contracciones Involuntarias de los Ojos?

Sabemos que las contracciones involuntarias de los ojos pueden ser un tanto molestas e interfieren con la vida diaria. Afortunadamente, casi todas las contracciones del párpado repentinas, tics y espasmos son benignos y aparecen y desaparecen. Si la causa subyacente es más grave, la contracción puede durar semanas o hasta meses.

Posibles Causas y Tratamiento de la Contracción Involuntaria de los Ojos:

Alergias: las personas con alergias en los ojos que se frotan los ojos liberan toxinas que pueden causar la contracción involuntaria de ellos. Si tienes alergias, conoce más sobre el tratamiento aquí Cómo Tratar Alergias

Cafeína: mucha cafeína puede causar la contracción involuntaria de los ojos. Intenta disminuir la cantidad de café, té, chocolate y refrescos que consumes durante una semana o dos para ver si la contracción involuntaria desaparece.

Fatiga Visual: el estrés relacionado con la visión puede ocurrir si, por ejemplo, necesitas anteojos o una receta actualizada. Incluso los problemas de visión de menor gravedad pueden hacer que tus ojos se esfuercen más, lo que puede causar la contracción involuntaria de los ojos.

Desequilibrio Nutricional: la falta de magnesio puede ocasionar la contracción involuntaria de un ojo. Asegúrate de tener una dieta bien balanceada para todos los problemas de salud visual. Consejos para el Cuidado de los Ojos

Estrés: ejercicios de respiración, pasar tiempo con amigos o mascotas y tener más tiempo libre son algunas de las maneras de reducir el estrés que puede hacer que el ojo se contraiga involuntariamente.

Cansancio: la falta de sueño, ya sea causada por estrés u otros motivos, puede ocasionar la contracción involuntaria de los ojos. Recuperar horas de sueño puede ayudar.

Atención:

Si nada de esto se aplica a ti, consulta a un profesional de la salud visual inmediatamente para descubrir por qué tienes contracción involuntaria de los ojos. Programar un examen de la vista