Cuidado de las Gafas 101

Cómo Cuidar tus Gafas

Cómo Limpiar las Gafas, Ajustar las Monturas y Mucho Más

Con más de 65 años en la industria del cuidado de los ojos, los expertos de Pearle Vision se enorgullecen de mantener tus gafas en la mejor forma. A continuación, infórmate sobre lo que debes y no debes hacer para cuidar tus gafas; desde cómo limpiarlas adecuadamente hasta su almacenamiento y ajustes.

Limpieza de los Lentes de las Gafas

Si bien muchas personas tienden a usar artículos hogareños comunes al limpiar los lentes de las gafas, muchos productos pueden causar daños. Si deseas conocer cómo limpiar adecuadamente los lentes de tus gafas, tendrás que tener los elementos de limpieza correctos.

No debes:
  • Usar paños de cocina ásperos para limpiar los lentes de las gafas.
  • Usar productos químicos con amoníaco o limpiavidrios para el hogar que puedan dañar el cristal. Los productos químicos potentes pueden dañar también los recubrimientos antirreflectivos (AR) que podrías haber aplicado.
Debes:
  • Lavarte las manos antes de limpiar tus gafas para evitar que la suciedad entre en las lentes.
  • Usar un pulverizador fabricado específicamente para gafas.
  • Usar un paño de microfibra para limpiar suavemente tus lentes.
  • Usar paños para lentes para limpiar tus gafas a donde vayas.

Cómo Limpiar las Monturas de las Gafas

Si bien confiamos en las gafas limpias para ver adecuadamente, las monturas también pueden acumular suciedad y polvo con el uso diario. Limpiarlas es un paso que muchas personas omiten pero, al igual que pulir joyas, hacerlo puede aumentar su duración. Aprende cómo limpiar correctamente las monturas de tus gafas.

No debes:
  • Usar productos que tengan productos químicos potentes como el amoníaco.
  • Aplicarte productos de belleza y lociones con las gafas puestas para evitar la acumulación de suciedad.
  • Debes:
  • Limpiar la montura a diario con agua tibia y jabonosa.
  • Usar un paño de microfibra suave para limpiar cualquier tipo de suciedad.
  • Usar un cepillo de dientes para eliminar la suciedad, pero ten cuidado de no tocar los lentes ya que las cerdas pueden rayarlos.

Cómo Guardar Adecuadamente tus Gafas

Las gafas son propensas a rayarse y rasparse cuando se dejan por ahí o están sueltas en tu cartera o bolso. Es simple evitar el daño y mantenerlas luciendo bien por más tiempo, pero ¿cómo? Para guardar adecuadamente tus gafas:

No debes:
  • Tirar tus gafas en tu cartera o mochila sin un estuche de tapa dura.
  • Guardar tus gafas en lugares que emanen mucho calor, como cerca de calentadores o chimeneas. El calor excesivo puede derretir las monturas de plástico o hacer que se descamen.
  • Debes:
  • Guardar siempre tus gafas en un estuche protector para evitar que se rayen, doblen y acumulen suciedad.
  • Colocar tus gafas boca abajo de modo que el puente esté en la parte inferior cuando las varillas estén sin cerrar para proteger los lentes. Si las varillas están cerradas, coloca las gafas hacia arriba. Esto ayudará a evitar rayones en los lentes.

Cómo Ajustar Gafas Torcidas

Una y otra vez, vemos a nuestros pacientes usar gafas que no les calzan bien. Es normal que las gafas se tuerzan por el uso diario, pero ¿sabías que usar gafas con un calce inapropiado puede afectar tu visión? Aprende cómo ajustar gafas torcidas para tener una mejor visibilidad y un calce más cómodo.

  • Busca Qué ajustes se tienen que hacer: cuando colocas tus gafas en tu rostro, el centro de las gafas idealmente debería estar en el centro de tu vista. Ten esto en cuenta cuando ajustes tus gafas.
  • Revisa las patas de las varillas: las patas torcidas pueden provocar que tus gafas se inclinen hacia un costado. Los ajustes dependerán del  estilo de montura que tengas. Para las monturas de metal, usa pinzas acolchadas para doblar con delicadeza las varillas hasta que queden derechas. Para las monturas de plástico, puedes aplicar calor suave en las monturas con una secadora para hacer que el plástico sea más flexible. No obstante, debes tener cuidado de no derretir el plástico o de aplicar fuerza excesiva ya que el material puede partirse.
  • Analiza el puente de la montura: si tus gafas se colocan muy arriba de tu rostro, las almohadillas de la montura deben colocarse más alejadas. Y viceversa, si se colocan muy abajo, aprieta las almohadillas de la montura para que queden más juntas.
  • Ajusta las puntas de las varillas: si te aprietan los costados de la cabeza o están muy flojos y hacen que tus gafas se deslicen, haz un ajuste según el material con que esté hecha tu montura. Las monturas de metal pueden ajustarse con una pinzas o con las manos para que las varillas se muevan hacia afuera o hacia adentro, dependiendo de lo que necesites. Para las monturas de plástico, puedes usar agua caliente o una secadora para hacer que el plástico esté flexible. También puedes usar un destornillador pequeño para ajustar los tornillos que están a cada lado de las patas, lo que ayudará a evitar que las gafas se deslicen de la nariz.

Antes de hacer algún ajuste, es importante saber de qué material están hechas las monturas y tomar las precauciones necesarias. Las monturas son frágiles y hacer ajustes manualmente a las monturas y a las gafas podría causar daños irreversibles si se hace de manera incorrecta. Asimismo, es posible que algunos estilos, como las monturas de titanio, no permitan hacer ajustes.

¿Tienes preguntas sobre cómo cuidar mejor a tus gafas?

Protege tu inversión y asegúrate de consultar a un especialista capacitado sobre cómo mantener tus gafas. Visita el Centro de Cuidado de la Vista de Pearle Vision de tu vecindario hoy mismo para hacer las preguntas que tengas y nuestros expertos en cuidado de los ojos te ayudarán a mantener bien el aspecto y calce de tus gafas como si fueran nuevas.

La sesión ha finalizado

Se cerrará la sesión con razones de seguridad.

Cancelar Mantenga la sesión iniciada