Envejecimiento y Visión - Cuidado de los Ojos en Adultos Mayores

Los Efectos del Envejecimiento de los Ojos

La salud de tus ojos está en constante cambio, al igual que tu visión. A medida que envejeces, las diferencias en la visión se tornan más evidentes. Si bien algunos cambios pueden ser normales, otros pueden ser más graves. Conoce cuáles son los problemas oculares más comunes por el envejecimiento y los síntomas a tener en cuenta. Algunos problemas comunes asociados con el envejecimiento de los ojos son:

  • Presbicia: Alrededor de los 40 años, muchas personas pierden la capacidad de enfocar la vista claramente en objetos cercanos o leer letras pequeñas. Si te observas acercando mucho los objetos para poder leerlos, consulta a tu óptico por una prescripción de anteojos para leer.
  • Visión atenuada: Tu visión puede debilitarse con el tiempo, lo que dificulta ver en habitaciones oscuras o de noche. El uso de una iluminación más brillante ayudará a aliviar la fatiga visual al leer o ver objetos en espacios más oscuros.
  • Manchas Flotantes: Se trata de pequeñas partículas que parecen flotar en tu campo visual. Las manchas flotantes a menudo se ven en días soleados o en habitaciones bien iluminadas. La mayoría de las veces son normales, sin embargo, también podrían ser un indicador de un problema ocular más grave. Tu optómetra puede ayudar a diagnosticar si las manchas flotantes son motivo de preocupación. Si las ves de forma persistente, programa un examen de la vista para obtener más información.
  • Cambios de Color: Las lentes pueden decolorarse, lo que dificulta distinguir algunas tonalidades. Si bien no existe una cura, se pueden recetar lentes especiales para ayudar a corregir este problema.
  • Lagrimeo: Esto puede ocurrir como una reacción al viento, la luz o la sensibilidad a la temperatura. Usar gafas para sol cuando estás al aire libre puede ayudar a proteger tus ojos. Sin embargo, también podría ser un signo de un conducto lagrimal bloqueado o una infección ocular. Si experimentas lagrimeo constante, tanto en interiores como en exteriores, consulta a un profesional de la salud visual para que te ayude a diagnosticar y tratar el problema.
  • Ojos secos: Con la edad, las glándulas lagrimales producen menos lágrimas. Dado que no todas las gotas para los ojos son iguales, tu optómetra puede recetarte las que necesitas para resolver este problema.
  • Si bien los exámenes anuales de la vista son importantes durante toda la vida, se vuelven aun más importantes a medida que envejeces. Además de los exámenes anuales de la vista, deberías hacer revisar tus ojos y tus lentes recetados cada vez que haya algún cambio en tu visión. Pearle Vision acepta seguro de la vista para personas mayores, incluida Medicare Part B y otros planes de seguro de la vista independientes. Visita nuestra página de seguroo llama a tu Pearle Vision local para obtener más detalles.

    Enfermedades comunes relacionadas con la edad

    Hay cuatro enfermedades oculares comunes que afectan a personas mayores de 65: cataratas, glaucoma, degeneración macular relacionada con la edad e hipertensión ocular. Muchas de estas enfermedades tienen pocos o ningún síntoma, pero pueden progresar a pérdida de la visión o ceguera si no se tratan. Los exámenes de la vista regulares son tu mejor protección para detectar y tratar estas enfermedades. Obtén más información sobre ellas a continuación.

    Cataratas

    Más de la mitad de los estadounidenses mayores de 65 años tienen cataratas. Una catarata es una nubosidad que cubre una parte o todo el cristalino del ojo, lo que dificulta la visión. Sin embargo, en algunos casos, las personas con cataratas pueden experimentar:

    • Destellos
    • Visión nublada o borrosa
    • Visión doble en un ojo
    • Halos alrededor de las luces

    Tratamiento: La cirugía es la única forma de reparar la pérdida de visión causada por las cataratas. Los exámenes y controles de la vista regulares pueden ayudar a tu optómetra a determinar si será necesaria una cirugía y cuándo. También puede referirte a un cirujano. Durante la cirugía, se quitará el cristalino opaco y se reemplazará por uno nuevo. Afortunadamente, este es un procedimiento médico común y exitoso.

    Glaucoma

    Glaucoma : Ocurre cuando aumenta la presión del líquido en el ojo, lo que puede causar daños oculares graves y provocar ceguera. Dado que normalmente no hay síntomas, muchas personas no se dan cuenta de que lo tienen hasta que se produce la pérdida de la visión. El glaucoma es una de las principales causas de ceguera en los Estados Unidos. En la mayoría de los casos, el glaucoma es hereditario. Si tienes un familiar con glaucoma, asegúrate de programar exámenes de la vista periódicos con tu optómetra y mencionar tus antecedentes familiares.

    Aquellos que muestran signos de glaucoma pueden experimentar:

    • Visión borrosa repentina
    • Visión de túnel
    • Dolor de ojos (asociado con glaucoma de ángulo cerrado)

    Tratamiento: Algunas opciones son gotas para los ojos recetadas, tratamientos con láser o cirugía para reducir la presión ocular. Su optómetra determinará la mejor opción de tratamiento y puede derivarte a un especialista si es necesario.

    Degeneración Macular

    Esta enfermedad afecta la visión central, lo que dificulta leer, conducir y otras actividades cotidianas. Si bien las personas rara vez quedan completamente ciegas por la degeneración macular relacionada con la edad, es la principal causa de pérdida de la visión en los estadounidenses. Los síntomas de degeneración macular relacionados con la edad pueden incluir:

    • Percepción distorsionada de las líneas rectas
    • Visión borrosa
    • Dificultad para leer o ver objetos con poca luz
    • Visión con destellos

    Tratamiento: No existe ningún tratamiento para la degeneración macular relacionada con la edad; sin embargo, se ha demostrado que algunos medicamentos retrasan el avance de la enfermedad. La detección temprana es clave en el manejo de la degeneración macular.

    Hipertensión Ocular

    Esta enfermedad se refiere a una presión mayor a la normal en el ojo y puede conducir a padecer glaucoma. Diez de cada 100 personas mayores de 40 tendrán hipertensión ocular, pero solo una de esas 10 desarrollará glaucoma. Algunos síntomas de hipertensión ocular son:

    • Visión borrosa
    • Halos alrededor de luces brillantes
    • Dolor de ojos intenso

    Tratamiento: Al igual que el glaucoma, las opciones de tratamiento apuntan a disminuir la presión ocular con gotas para los ojos recetadas, tratamientos con láser o cirugía.

    Si debes realizarte un examen de la vista o tienes alguno de los síntomas mencionados anteriormente, programa una cita hoy mismo en el Centro del Cuidado de la Visión de Pearl Vision de tu vecindario.

La sesión ha finalizado

Se cerrará la sesión con razones de seguridad.

Cancelar Mantenga la sesión iniciada